High Line Park

Ruta por Greenwich Village y el High Line Park, con todo lo que ver en Chelsea Market

Un paseo por las vías del tren del High Line Park

La ruta por High Line Park de Nueva York que te proponemos es bastante tranquila. Viajando con niños puede que sea una de las rutas que les pueda llamar más la atención más allá del espectáculo de luces de Times Square. Hacerla te puede llevar medio día. Es un abuena excusa para salir de las aglomeraciones de Times Square.

El High Line Park es un parque urbano que se comenzó a construir en Nueva York en 2006 sobre una vía elevada de trenes de la parte oeste de Manhattan que se quedó obsoleta en los años 80 y se abrió al público en 2009. Se encuentra entre las Avenidas Décima y Duodécima y recorre desde la Calle 34 al norte hasta la Calle Gansevoort al sur.

Destinos en mapa

Antes de subir a High Line Park

Si vas con tiempo y quieres aprovechar tu visita al lado oeste de Manhattan, antes de subir al High Line Park tienes dos opciones que puedes valorar. La primera es la de hacer un recorrido en barco con  Circle Line Sightseeing Cruises (1). Tiene dos recorridos: uno de una hora, que llega hasta la Estatua de la Libertad y otro, de una hora y media, que llega hasta el puente de Manhattan. Nosotros hicimos este último, pero dependiendo de la hora de salida te puede interesar cualquier otro.

Otra opción, que nosotros todavía no hemos descubierto, es la del Intrepid Sea, Air and Space Museum (2), sobre todo porque allí puedes ver el transbordador espacial Enterprise y un concorde auténtico. Si vas a visitar Orlando, puedes ver el transbordador Atlantis en el Kennedy Space Center.

En el High Line Park

Te recomendamos que la ruta la comiences a la altura de la Calle 30, donde hay un ascensor para subir (3), o de la Calle 28, donde hay unas escaleras (4).  Para llegar a uno u otra desde Manhattan, podrás pasar antes por el US Mail Distribution Center (5), que constituye el principal centro donde se procesa el correo de la ciudad de Nueva York.

Huston Yards

Si te diriges hacia el norte del High Line Park, verás la zona que se ha construido en los últimos años en Nueva York entre la calle 30 y la calle 34 sobre las vías del tren. En primer lugar, verás The Shed (6), un edificio muy innovador, literalmente construido sobre una ruedas de ferrocarril, pensado para acoger todo tipo de eventos como, por ejemplo, conciertos, obras de teatro, exposiciones o conferencias. Justo detrás, uno de los centros comerciales más grandes de Manhattan, Huston Yards (7). El centro comercial, además de tener multitud de tiendas de todo tipo y restaurantes, destaca por albergar dos de los nuevos iconos de la ciudad.

The Vessel

De un lado, podrás subir a The Vessel (8), una variante de la clásica escalera de caracol, para disfrutar de nuevas perspectivas de la ciudad y del río Hudson desde diferentes alturas, ángulos y puntos de vista. Para que te hagas una idea de sus dimensiones, la estructura está compuesta por 154 tramos de escaleras interconectados entre ellos y 2.500 escalones individuales. Cuando abrió se necesitaba reserva previa para subir. En la actualidad, no se puede subir a la estructura.

The Edge New York

De otro lado, podrás subir a uno de los últimos miradores que se han construido en Manhattan, The Edge (9). Está ubicado en la planta 100 del edificio que se levanta desde Huston Yards,. Está abierto de 10:00 a 22:00, pero para poder subir tienes que reservar día y hora en la página web. El coste de la entrada general es de 36 euros. Si vas con niños entre 6 y 12 años, la entrada cuesta 31 euros. En la página web recomiendan subir a la hora del atardecer, pero esto encarece la entrada 10 euros. La novedad de este mirador radica en el hecho de que se trata de una plataforma al aire libre suspendida a unos 330 metros de altura y con una parte del suelo hecho de cristal.

Los menores de 12 años deben ir acompañados de un adulto. Si tienen menos de 5 años, la entrada es gratuita y, si aún necesitan coche de bebe, puedes subir con él, siempre que pueda plegarse. Por último, recuerda que enseñando tu entrada podrás tener descuentos en algunos comercios y restaurantes de Huston Yards.

London Terrace Gardens

Una vez inicies el recorrido hacia el sur, en la acera norte a tu izquierda ,a la altura de la Calle 23, podrás ver el edificio, de ladrillo rojo, de London Terrace Gardens (10), un complejo de apartamentos cuya construcción terminó en 1931 y que, en su momento, con 1.664 apartamentos, fue el edificio de esas características más grande del mundo.

Proyecto Manhattan

Si sigues bajando por el High Line Park, a la altura de la Calle 20, en la acera norte a tu derecha podrás ver los almacenes de Baker & Williams (11), que fueron usados para almacenar uranio procedente de Canadá que llegaba a Nueva York por el Río Hudson para ser distribuido entre las diferentes instalaciones pertenecientes al Proyecto Manhattan, un proyecto de investigación para desarrollar, en los años 40, las primeras bombas atómicas de los Estados Unidos.

Chelsea Market

Ya muy cerca de tu primera parada, Chelsea Market, pasarás por un mirador de cristal con unos bancos de madera a tu izquierda donde podrás tener una panorámica de la Décima Avenida (12).

Chelsea Market (13), situado a la altura de la Calle 1, es una combinación de centro comercial, mercado de comida, restaurantes, estudios de televisión y oficinas. Se ubica en la antigua fábrica de Nabisco (National Biscuit Corporation) y ese ambiente industrial sigue flotando en el ambiente. Suele haber bastante gente, sobre todo a la hora de la comida, a lo que se une que la mayoría de restaurantes no ofrecen servicio de mesas, por lo que ten paciencia si quieres comer aquí con niños. Una buena idea puede ser coger algo de comida para llevar e irte al mirador de la Décima Avenida.

Cuando hayas atravesado el mercado, si sales a la Novena Avenida, podrás ver la sede de Google en la ciudad de Nueva York (14).

El Muelle 54

La siguiente parada la puedes hacer para ver el muelle 54 (Pier 54) a la altura de la calle 13 a tu derecha. Desde aquí podrás observar, desde la plataforma del High Line Park, una estructura metálica al borde del Río Hudson, el muelle 54 (15). El muelle es conocido, sobre todo, por dos cosas. Por un lado, por ser el lugar donde desembarcaron los supervivientes del Titanic cuando llegaron a Nueva York a bordo del Carpathia. Y de otro lado, porque desde aquí partió el Lusitania antes de ser hundido frente a la costa de Irlanda el 7 de mayo de 1915  por el ataque de un submarino alemán durante la I Guerra Mundial

Little Island

Justo al lado, entre el muelle 54 y el muelle 57, tienes uno de los parques más singulares de Manhattan, Little Island  (16). El parque ha sido posible gracias a la iniciativa y contribución desinteresada de un magnate de la comunicación. Little Island está construida sobre unos pilares con forma de tulipanes, parece un oasis verde en esta parte del Río Hudson. Podrás encontrar un pequeño puesto de comida, un campo de juegos y un auditorio desde donde ver el atardecer. También tienes un audioguía para descubrir todos los secretos sobre el diseño del parque.

El parque abre desde las 6:00 am hasta la 1:00 am y el acceso es gratuito. A partir de las 12 pm tienes que hacer reserva previa bien para entrar al parque, bien para alguno de los espectáculos que se ofrecen en el auditorio. El High Line Park, junto a proyectos como éste y el de Huston Yards, están convirtiendo toda esta zona industrial gris que vivía de espaldas a la ciudad en un nuevo centro verde y lleno de vida.

Si quieres pasar a ver y recorrer el parque, puedes bajar del High Line Park por la salida que hay a la altura de la calle 14 y volver sobre tus pasos hasta llegar a Little Island.

Museo Whitney

Si, por el contrario, te interesa el arte americano de los siglos XX y XXI, justo antes de la salida de Gansevoort St., a tu derecha dejarás el Museo Whitney (17), uno de los más conocidos de Nueva York. Nosotros no entramos y nos dirigimos hacia Greenwich Village. Antes de bajar puedes fijarte en la foto que hay colocada sobre los azulejos verdes y blancos del edificio que se encuentra en la intersección de la Calle Gansevoort con la Calle Washington. Esta foto representa el lugar por donde la vía del tren entraba en el propio edificio de Manhattan Refrigeration Company (18).

Y después del High Line Park, Greenwich Village

Museo del Ilusionismo de Nueva York

Una vez abandones el High Line Park, te puedes dirigir a Greenwich Village. Pero antes podrás hacer dos paradas. La primera de ellas en el Museo del Ilusionismo de Nueva York (19). La diversión está asegurada. Lleno de ilusiones ópticas, trucos, trampantojos y juegos de habilidad para pasar un buen rato en familia. Desde luego que es perfecto para que los más pequeños puedan relajarse y disfrutar un poco. No dudes en preguntar o pedir ayuda a los encargados del museo para poder sacarle el máximo partido. Se trata de una cadena que está en diversos países. Así que si ya has entrado en uno, vas a encontrarte con algo muy similar.

También podrás una breve parada en los columpios que hay en el parque que hay al inicio de la Calle Bleecker (20). Se trata de una de las calles más animadas de la zona por sus comercios y restaurantes (21).

Para fanáticos de las series

Si eres un amante de las series, todavía tendrás un par de sorpresas más. Bajando por la calle Bleecker, si te desvias a tu izquierda por la calle Perry te encontrarás en el número 66 con el apartamento de Carrie Bradshaw (22). Los más mayores aún se acordarán de la protagonista de Sexo en Nueva York.

Si eres fan de las series sigue un poco más abajo y desvíate a la derecha. Así llegarás hasta el edificio cuya imagen se utilizaba en la conocida serie de Friends para dar entrada a las escenas del apartamento de Mónica (23). Se encuentra en la intersección de la Calle Grove con la Calle Bedford. Pese a que el apartamento en la serie tenía un balcón, si te fijas, en el edificio no hay ninguno. Los protagonistas nunca llegaron a pisar Nueva York para grabar la serie. Si quieres ver el decorado original del Central Perk puedes visitar los Warner Bros. Studios en Los Ángeles.

Washington Square Park

Desde allí, puedes encarar la última etapa de tu ruta dirigiéndote a Washington Square Park. Aquí podrás encontrar el tantas veces fotografiado Washington Square Arch (24). El famoso arco fue construido en 1889 para conmemorar el centenario de la investidura como presidente de los Estados Unidos de George Washington. En realidad, el arco actual, de hormigón y mármol, data de 1895 y sustituyó al primero que fue construido con una estructura de madera. El parque se llena de estudiantes de la Universidad de Nueva York, cuyos edificios se encuentran diseminados por la zona, en los alrededores del parque.

Con esto termina nuestro artículo sobre el High Line Park. Si estás buscando más destinos por Manhattan, no dejes de leer nuestros artículos sobre Times Square y la Quinta Avenida, Central Park, el sur de Manhattan, Harlem. BrooklynWilliamsburg o East Village. Recuerda que tenemos mucha más información sobre consejos y trucos para viajar a Nueva York. Y también de más lugares de los Estados Unidos. No olvides consultarlos.

Sin comentarios aún

Sorry, the comment form is closed at this time.

Pin It on Pinterest

Share This

Este sitio web utiliza cookies de terceros para ofrecerte un servicio más personalizado. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar