Que hacer en Split - Que ver en Split - atardecer en Trogir

¿Qué ver y hacer en Split en un día? Visita el Palacio de Diocleciano y muchas cosas más

¿Qué ver y hacer en Split en un día? Visita el Palacio de Diocleciano y muchas cosas más

Split es una de las ciudades de Croacia donde más cosas hay para hacer, pero el principal motivo que nos movió para viajar a la ciudad fue ver el Palacio de Diocleciano, así como las islas de Brac y Ciovo, que se pueden visitar desde aquí. Nosotros dedicamos la mañana para ver algunos de los lugares más conocidos de Split y de Croacia y la tarde a recorrer con un velero Brac y Trogir. Siendo verano, el calor hizo que la visita al Palacio de Diocleciano no durara más de dos horas y media.

Que hacer en Split - Palacio de Diocleciano - Mosaico del palacio

Los restos de uno de los mosaicos del palacio mejor conservados

Con toda la información que recabamos te dejamos esta guía con todo lo que hay que ver en un día en Split, una de las ciudades más conocidas de Croacia.

El Palacio de Diocleciano

Cuando empezamos a investigar sobre qué lugares había que ver en Split y qué cosas se podían hacer en Croacia, no terminamos de entender qué era eso del Palacio de Diocleciano y por qué no había que pagar entrada para entrar. Y es que el palacio no es un recinto dentro del casco antiguo sino que es el casco antiguo mismo.

El origen de Split

La historia de Split arranca en el siglo IV a.C. cuando finaliza la construcción del palacio que ordenó el emperador romano Diocleciano para pasar allí, cerca de la ciudad romana Salona, el resto de su vida en paz.  Se podría decir que el emperador Diocleciano fue el fundador de la ciudad de Split. Aún se conservan muchos restos de la antigua ciudad romana de Salona, a apenas 20 minutos de la ciudad.

El Palacio de Diocleciano, se construyó entre los siglos III a.C y IV a.C. como una combinación de una villa de lujo y un castrum romano -un campamento militar-.

Estructura del Palacio de Diocleciano

De hecho, la estructura del Palacio de Diocleciano era muy similar a la de un castrum, formando un rectángulo de unos 215 metros de base y 180 metros de altura. Estaba organizado en cuatro partes, divididas por dos calles porticadas.

De un lado, el Decumano recorría el palacio de este a oeste y unía la Puerta de Plata y la Puerta de Hierro. De otro lado, el Cardo, comenzaba en la puerta norte de la ciudad, la Puerta del Oro y la conectaba con el peristilo, la pequeña plaza que daba paso al vestíbulo de la residencia.

Todo el conjunto estaba rodeado por una muralla de unos 15 metros de alto y 2 de ancho, con 16 grandes torres y una puerta en cada uno de los cuatro lados.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Museo de la ciudad de Split - Palacio de Diocleciano

El museo alberga una maqueta del Palacio de Diocleciano

Las dos áreas del Palacio de Diocleciano

De esta forma, el área sur del palacio estaba destinada a la residencia privada del emperador. Aquí se ubicaban también el vestíbulo, el triclinio, la biblioteca, las termas, los edificios religiosos, el mausoleo y la galería porticada que daba al mar Adriático.

Por su parte, en el área norte se ubicaban todos los edificios militares y logísticos que daban servicio a la guardia imperial. En esta zona se ubicaba también el gineceo, dedicado a la fabricación de tejidos de lujo para el emperador, su familia, y los principales dirigentes del gobierno y del ejército.

Patrimonio de la Humanidad

Durante siglos, la historia y la belleza del Palacio de Diocleciano hizo que fuera destino de muchos artistas, escritores y arquitectos. Tras la invasión de los eslavos en el siglo VII, comenzó la decadencia del palacio y poco a poco fue invadido por el casco urbano de la ciudad de Split. Los sótanos llegaron a usarse como basurero de la ciudad. En la actualidad el centro de la ciudad de Split lo constituye el área donde se encontraba el propio palacio.

En 1757 Robert Adam comenzó los trabajos de recuperación, que se han intensificado en los últimos 100 años. El Palacio de Diocleciano y todo el casco histórico de Split está en la lista del Patrimonio de la Humanidad del UNESCO desde 1979.

Pasamos ahora a contarte todo lo que hay que ver y hacer en Split si vas a visitar esta magnífica ciudad de Croacia por un día, recorriendo el Palacio de Diocleciano y otros puntos de interés de la ciudad para terminar la tarde viendo el atardecer desde un velero. Todos los lugares los tienes referenciados en el mapa que te dejamos a continuación.

Icono destinos mapa¿Dónde aparcar?

Nosotros te dejamos la referencia de un aparcamiento de superficie (1) que es bastante grande y está muy cerca del Palacio de Diocleciano. Además, ofrece una tarifa plana de 7 HRK al día. Visto lo que nos costó después el aparcamiento del puerto de Split, el precio de este nos pareció más que razonable.

Al salir del aparcamiento, hay una caseta donde pagas directamente cuando te vas. Se admite el pago en efectivo y tarjetas de crédito.

El mercado de frutas y verduras

Desde el aparcamiento hasta la Puerta de Plata, apenas son 5 minutos andando. Pero nosotros tardamos un poco más porque en el camino nos encontramos por casualidad con el mercado de frutas y verduras de la ciudad (2), ubicado en el lado occidental del conocido barrio de Radunica.

Que hacer en Split - Que ver en Split - mercado de frutas y verduras

El mercado de frutas y verduras, a las puertas de la ciudad

El mercado fue perfecto para sumergirnos en la atmósfera local de Split. Y es que estos mercados siempre te permiten conocer un poquito mejor la idiosincrasia de cada ciudad. Los productos que se ofertaban eran los típicos de la gastronomía mediterránea.

Si te gustan los mercados, en el interior podrás encontrar también el mercado de pescado. Y si vienes la última semana de junio, puedes aprovechar para conocer un poco mejor la cultura dálmata y participar en las fiestas del barrio en honor a San Pedro, con música, carreras infantiles, carreras de carruajes, muchas anchoas y mucho vino. A nosotros no nos coincidió la fecha.

La Iglesia de Santa Catalina de Alejandría

Justo antes de entrar en el Palacio de Diocleciano, a nuestra derecha dejamos la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría (3),  una mártir cristiana que nació y murió en Alejandría en el siglo IV.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Santa Catalina de Alejandría

La Iglesia de Santa Catalina de Alejandría

Se trata de una iglesia barroca terminada en 1682 sobre los restos de una iglesia del siglo VI. Fue reconstruida en los años 30, pero aún conserva elementos barrocos en su interior. En el Museo Nacional Thyssen Bornemisza de Madrid puedes encontrar un fantástico lienzo de Caravaggio representando la imagen de Santa Catalina y los símbolos de su martirio.

La Puerta de Plata

Que hacer en Split - Que ver en Split - La Puerta de Plata

Nosotros entramos a la ciudad por la Puerta de Plata

La entrada al Palacio de Diocleciano la hicimos a través de la Puerta de Plata (4). Su nombre romano era Porta Orientalis. No era la entrada principal de la ciudad. Ese honor lo ostentaba la Puerta de Oro. Por esa razón esta puerta es mucho más modesta. Durante mucho tiempo estuvo cerrada y no se volvió a abrir hasta que finalizaron los trabajos de restauración que se realizaron en el siglo XX.

Aún se conservan restos de las dos torres que la flanqueaban y del pavimento original del Decumano. Nada más entrar a tu izquierda vas a poder ver también unos mosaicos del palacio, del siglo V, muy bien conservados. (5).

El peristilo

Caminado por el Decumano, llegamos hasta el peristilo (6), la plaza central del Palacio de Diocleciano. Un patio muy lujoso, enmarcado en tres de sus lados por columnas y arcadas. En la actualidad conviven aquí restos de tres civilizaciones. Así, junto a los arcos romanos, podrás encontrar una esfinge egipcia y restos de iglesias románicas como, por ejemplo, la Iglesia de San Roque o la Catedral de San Domnio. Sin duda esta plaza es uno de los lugares que hay que ver en Split y así entender por qué se ha convertido en uno de los más conocidos de Croacia.

Que ver en Split - Palacio de Diocleciano - Peristilo

El Peristilo se ha convertido en uno de los centros de la ciudad

Verás unas gradas alrededor de la plaza cubiertas con cojines rojos. Eso es porque el peristilo se usa para representaciones teatrales y musicales en la actualidad.

La esfinge egipcia

La esfinge (7) que se ubica entre el vestíbulo y la catedral es la más conocida de todas, pero no es la única que llegó a la ciudad. Se dice que el emperador Diocleciano mandó traer al palacio doce esfinges. De ellas, la mejor conservada es la que ahora observas. Pero también podrás encontrar otras tres, más deterioradas, enfrente del Templo de Júpiter, en el interior del Museo de Split y en los sótanos del palacio.

Que hacer en Split - Palacio de Diocleciano - Esfinge del Peristilo

¿Esfinges en el Peristilo?

La Iglesia de San Roque

La pequeña iglesia románica de San Roque (8), construida en el año 1516, en la esquina del peristilo con el Decumano, ahora alberga la oficina de turismo.

El Palacio Grisogono

En la esquina opuesta te encuentras con el Palacio Grisogono (9), Construido en el siglo XIII en estilo románico, fue reformado en el siglo XV en estilo gótico. De hecho, toda el ala oeste del peristilo está formado por palacios de estilo gótico y renacentista de familias nobles de la ciudad: los palacios Grisogono, Cipci y Skočibušić.

La catedral

En el último de los palacios se ubica el museo de la catedral (10), en el que se pueden adquirir las entradas para visitar la catedral, la cripta, el campanario el propio museo o el Templo de Júpiter.

La entrada

Existen varios tipos de entrada, pero recuerda que sólo se puede pagar en efectivo. Eso sí, admiten euros.

La entrada a la cripta cuesta 10 HRK, al igual que la entrada al Templo de Júpiter. Por su parte la entrada al museo cuesta 20 HRK y, por último, subir al campanario cuesta también 20 HRK. La Catedral no admite entrada individual, pero se incluye en cualquiera de las tres entradas combinadas que puedes adquirir.

Que hacer en Split - Que ver en Split - La catedral de Split

La catedral de Split, una de las más singulares de Europa

Eso sí, puedes asistir a cualquiera de las homilías que se celebran en el templo, los domingos, a las 8:00, 9:30, 11:00 y 18:00 y el resto de los días a las 7:30 y, en invierno, también a las 18:00.

Entradas combinadas

Existen tres tipos de entradas combinadas:

1. Entrada azul, que permite entrar en la cripta, el Templo de Júpiter y en la catedral. Cuesta 25 HRK.

2. Entrada roja, que permite entrar en la cripta, el Templo de Júpiter, la catedral y el museo. Cuesta 40 HRK.

3. Entrada morada, que permite entrar en la cripta, el Templo de Júpiter, la catedral, el museo y el campanario. Cuesta 55 HRK.

El museo

Nada más comprar las entradas puedes entrar en el museo. Alberga el tesoro, multitud de dibujos de la catedral, y muchos elementos religiosos, como, por ejemplo, crucifijos, pinturas, esculturas, relicarios, manuscritos, etc. Si vas a ver Split con niños, puede que el museo no resulte muy entretenido para ellos.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Museo de la Catedral

Un crucifijo de madera del siglo XIII, uno de los tesoros que alberga el museo

La catedral

Justo enfrente del museo se encuentra la entrada a la catedral (11).  Está construida sobre el antiguo mausoleo del emperador Diocleciano. El mausoleo data del siglo IV y fue convertido en catedral en el siglo VII. El templo se consagró a los Santos Domnio y Atanasio. A ambos lados de la catedral se conservan sendos altares para cada uno de ellos.

Que hacer en Split - Que ver en Split - El altar de la catedral

El altar de la catedral

Se trata de una catedral muy particular y es que tiene una planta octogonal exterior y circular en el interior. Está coronada por una cúpula sustentada por ocho columnas corintias. Leímos que en el bajorrelieve que se encuentra al pie de la cúpula aún se conservan dos medallones de Diocleciano y su mujer, Prisca, pero no fuimos capaces de encontrarlos. La puerta de la catedral, que representa diversas escenas del evangelio, es uno de los mejores ejemplos de la escultura gótica en Croacia.

Resulta paradójico que el mausoleo del emperador que protagonizó la más sangrienta persecución a los cristianos en el Imperio romano fuera convertido por estos mismos cristianos en una catedral. También resulta paradójico que el hecho de haber servido como catedral haya permitido que sea este uno de los edificios del Palacio de Diocleciano mejor conservados en la actualidad.

Que hacer en Split - Que ver en Split - En la cripta de la catedral

La cripta de la catedral

La cripta y el campanario

Si vas a visitar Split con niños, la cripta y el campanario son dos lugares que tienes que ver con ellos. Al salir por la puerta principal de la catedral tienes a tu derecha la puerta para subir al campanario o puedes girar a la izquierda y, rodeando el edificio, bajar a la cripta.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Campanario de la Catedral

Las vistas desde el campanario bien merecen la subida

El campanario original fue construido en el siglo XIII, pero también ha sido objeto de reconstrucciones y modificaciones posteriores. Mide casi 60 metros y después de subir sus 170 escalones, te ofrece unas vistas magníficas de la ciudad. Podrás tener una vista de pájaro de todos los lugares que vas a ver en Split. Eso sí, no hace falta subir al último piso para disfrutarlas.

El Templo de Júpiter

En el área sur del Palacio de Diocleciano, enfrente del Mausoleo de Diocleciano y separados por el peristilo, se construyeron tres templos: el Templum Veneris, dedicado al culto de Venus, el Templum Iovis, consagrado a Júpiter, y el Templum Cybelis, dedicado a la Gran Madre Cibeles. De los tres sólo se conserva el Templo de Júpiter.

Que hacer en Split - Que ver en Split - el Templo de Jupiter

El Templo de Júpiter es uno de los edificios mejor conservados del palacio

Al igual que ocurre con el mausoleo de Diocleciano, el Templo de Júpiter fue convertido en el baptisterio de la catedral en el siglo VII. Al entrar al templo te encontrarás con otra de las esfinges egipcias del Palacio de Diocleciano. Del interior del templo, no debes perderte dos cosas. De un lado, debes mirar hacia arriba para ver la bóveda decorada con 64 paneles con caras en su interior representando diferentes emociones humanas. De otro lado, en el centro del templo se encuentra la pila bautismal del baptisterio que, en uno de sus laterales, contiene la imagen más antigua que se conserva de un rey croata, del siglo XI. Se cree que puede ser Petar Krešimir IV o Demetrius Zvonimir.

La Puerta de Oro

Desde aquí nos dirigimos a la Puerta de Oro (13), cuyo nombre romano era Porta Septemtrionalis. Por aquí entró Diocleciano, tras su abdicación, en la inauguración del palacio. Y es que era la puerta que estaba orientada a la ciudad de Salona y por eso constituía la entrada principal del Palacio de Diocleciano. Desde aquí se entraba al Cardo, que daba paso al peristilo y al vestíbulo del palacio. Por esa razón fue la puerta más y mejor decorada de las cuatro.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Grgur Ninski

Saliendo un momento por la Puerta de Oro a ver la escultura de Grgur Ninski

La escultura de Grgur Ninski

Saliendo del palacio por la puerta encontrarás una estatua de bronce (14) del obispo Grgur Ninski -Gregorio de Nin-, obra de Ivan Mestrovic. La escultura llega a los 8 metros de altura, data de 1929 y originariamente se levantó al lado de la catedral, pero en 1941 se trasladó a su actual ubicación. Verás que la gente le toca un dedo del pie. Creo que a estas alturas no es necesario que te diga el por qué.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Tocando el pie de Grgur Ninski

¿Nos dará suerte o volveremos a la ciudad?

Mucho más práctica, y de efectos más inmediatos, es la fuente (15) que encontrarás justo al lado, donde tus hijos podrán refrescarse un poco.

El Museo de la Ciudad de Split

Volvimos al interior del Palacio de Diocleciano por la Puerta de Oro, para entrar en el Museo de Split (16) y así descansar un poco del calor que ya empezaba a ser sofocante.

Datos prácticos

Abre de 9:00 a 17:00 horas, salvo los sábados y domingos, en los que abre de 10:00 a 14:00. La entrada familiar, para dos adultos con niños de menos de 15 años, costaba 50 HRK. Por su parte, la entrada individual costaba 25 HRK y, para niños entre 7 y 14, 15 HRK. Dispone de wifi gratuita para poder usar en tu móvil una audioguía en inglés.

Las colecciones

El museo se ubica en el Palacio de Papalic, un edificio gótico del siglo XV que en sí mismo constituye un motivo para entrar en el museo.

Que ver en Split - Museo de la Ciudad de Split- Marko Marulić

Una de las muchas esculturas del poeta Marko Marulic que podrás encontrar en la ciudad

En él podrás encontrar dibujos y maquetas del palacio, así como algunos objetos encontrados allí. En este sentido destacan la mesa de mármol, que se ubicaba en triclinio del palacio donde comía el emperador, y una de las esfinges. Sin embargo, esta esfinge está más deteriorada que la que podrás encontrar en el peristilo.

Aparte de lo anterior, en las diferentes plantas podrás ver muchas armas, instrumentos musicales, vestidos típicos de Croacia, libros manuscritos y otros objetos de los siglos XIII a XVII. De todos ellos, te destacamos la escultura del poeta Marko Marulić, realizada por Ivan Meštrović, considerado como el escultor croata más importante del siglo XX. Y también la fotografía más antigua que se conserva de la ciudad de Split.

Que ver en Split - Museo de la ciudad de Split - Mesa del Triclinio

Una mesa del Peristilo se exhibe en perfecto estado en el museo

Es cierto que te hemos incluido el museo dentro de los lugares que hay que ver. Pero el museo no ha trabajado mucho el aspecto audiovisual y el formato no va ser atractivo para los más pequeños. Así que, si vas a viajar con niños a Split, tenlo en cuenta a la hora de decidir si entrar o no.

La casa medieval

Se trata de una casa (17) construida en la época en la que el Palacio de Diocleciano comienza a convertirse en ciudad medieval. Se considera que la casa se pudo haber construido entre los siglos IX y XI, lo que la convierte en uno de los edificios medievales más antiguos de la ciudad. La casa se ubica en la plaza que se encuentra detrás del museo.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Casa medieval

A la espalda del museo verás una de las casas medievales que mejor se conserva

La Puerta de Hierro

Desde el museo fuimos dando un paseo por las callejuelas del interior de la ciudad hasta llegar a la Puerta de Hierro (18). Su nombre romano era Porta Occidentalis. La verdad es que el conjunto formado por la propia puerta, el campanario medieval y la torre del reloj renacentista es uno de los más espectaculares del recorrido.

Como curiosidad, fíjate en el hecho de que la esfera del reloj marca 24 horas en lugar de doce. No supimos adivinar el por qué.

Que hacer en Split - Que ver en Split - la Pjaca y la Puerta de Hierro

La Pjaca, con la Puerta de Hierro al fondo, es una de las más concurridas de la ciudad

La Pjaca

A través de la puerta llegamos a la Pjaca (19). Si la plaza formada por el peristilo tenía un significado religioso, la Pjaca tuvo un significado más comercial. Entorno a la Pjaca se desarrolló el primer núcleo urbano que se construyó extramuros. Split empezó a expandirse fuera de las murallas del palacio a partir del siglo X. Muchos palacios de familias nobles y el antiguo ayuntamiento se ubicaban aquí. El ayuntamiento es un edificio gótico, que localizarás fácilmente por los tres arcos apuntados de su fachada.

La Plaza de la Fruta

Muy cerca de la Pjaca se encuentra otra de las plazas más conocidas de la ciudad, la Plaza de la Fruta (20). En ella podrás encontrar el Palacio Milesi, un ejemplo de edificio barroco de la ciudad, construido en el siglo XVIII. Justo delante de la fachada, otra escultura del poeta Marko Marulić, realizada por Ivan Meštrović.

Que hacer en Split - Que ver en Split - la Plaza de la Fruta

El Palacio Milesi, la escultura de Marko Marulic y la torre veneciana se encuentran en la Plaza de la Fruta

Y para terminar el conjunto, te encontrarás con una torre de planta octogonal, construida en el siglo XV.  Con el objeto de proteger la ciudad que se había desarrollado fuera del recinto del palacio, a partir del siglo XIV comenzó a construirse un nuevo recinto amurallado con una serie de torres. La que ves es la única torre que queda de aquella muralla.

Los sótanos del Palacio de Diocleciano

Desde aquí volvimos a callejear por la ciudad hasta llegar al vestíbulo del Palacio de Diocleciano (21), a través del cual, bajando las escaleras llegamos a la Puerta de Bronce (22). Su nombre romano era Porta Meridionales.

Que hacer en Split - Palacio de Diocleciano - Vestibulo

El vestíbulo del palacio da entrada a los sótanos

Se trata de la puerta más pequeña de las cuatro y es que era la única puerta que daba directamente al mar. Se cree que cumplía la función de servir de vía de escape en caso de un ataque por tierra al palacio.

Antes de llegar a la Puerta de Bronce, a tu derecha, tienes la entrada a los sótanos del Palacio de Diocleciano (23).

Datos prácticos

Los sótanos están abiertos de 9:00 a 20:00 de lunes a sábado. Los domingos cierran a las 18:00. La entrada familiar, para dos adultos con niños de menos de 15 años, costaba 100 HRK. Aquí admitían tarjeta de crédito y efectivo, pero no admitían euros.

El recorrido

Existe un recorrido recomendado que discurre por las principales estancias de los sótanos y que no se tarda más de media hora en completar. Está dividido en dos zonas. Para llegar a la segunda zona tienes que salir por la puerta por la que has entrado y dirigirte a la otra puerta que se encuentra justo enfrente (24).

Que ver en Split - Palacio de Diocleciano - Sotanos

Si te fijas en la imagen de la derecha, no todas las salas han podido ser recuperadas y sigue habiendo muchos residuos

Gracias al estado de conservación de los sótanos se ha podido conocer la distribución exacta de las diferentes salas del palacio, al ser una réplica de la estructura superior que albergaba las estancias privadas del emperador. Poco a poco se han ido recuperando los diferentes espacios para acondicionarlos a exposiciones, conciertos o representaciones teatrales. Fijate bien en alguna de sus paredes para observar cómo todavía muchas salas están llenas de excrementos y residuos que no han podido ser retirados

Si vas a viajar a viajar a Split con niños, una de las cosas que tienes que hacer con ellos es, sin duda, ver los sótanos del palacio.

Mall of Split

Quisimos dar una vuelta por la Riva (5), el paseo marítimo de la ciudad, para llegar a la Plaza Prokurative. Pero el calor ya era sofocante y la cara de los chavales nos indicaba que en Split ya habíamos visto todo lo que teníamos que ver. Así que decidimos sentarnos en una terraza a tomar algo, antes de dirigirnos de nuevo al aparcamiento.

Que hacer en Split - Que ver en Split - La Riva de Split

Al atardecer, un paseo por la Riva debe de ser de lo más relajante

Por esa razón, para vencer el calor, subimos al coche y nos fuimos al Mall of Split. Comimos allí ya que hay una plaza, al más puro estilo americano, repleta de restaurantes de comida rápida. El centro comercial tiene todo tipo de tiendas, así que nos dedicamos al consumismo por unas horas.

Velero por Trogir y Brac desde Split

Alrededor de Split hay muchas cosas más que ver. Así que, después de comer volvimos al puerto para pasar la tarde recorriendo en velero las cercanas islas de Trogir y Ciovo y poder ver el atardecer desde el barco. Dejamos el coche en un aparcamiento (26) muy cercano al puerto, en el que nos esperaba la embarcación (27). Sin lugar a duda, dentro de todo lo que habíamos programado hacer en Split, el velero fue lo más divertido para los más pequeños (y para los más mayores). Todo un balón de oxígeno si vas a visitar Split en verano.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Rumbo a Brac

Rumbo a Brac desde Split en un velero

La empresa Marinero Sailing nos lo organizó todo. Salimos de Split a las 15:00, hicimos varias paradas para nadar y hacer esnórquel. Y en el curso del viaje nos sirvieron un refrigerio a base de queso y embutidos. El viaje duró unas cinco horas y sólo el momento de ver atardecer en el mar hizo que mereciera la pena. El coste total del viaje ascendió a 370 €.

Que hacer en Split - Que ver en Split - Atardecer en la Costa Dálmata

La mejor recompensa a un caluroso día recorriendo la ciudad

Con esto terminamos nuestro artículo con todo lo que hay que ver y hacer en Split si vas a visitar la ciudad por un día. Si Split forma parte de un viaje más largo a Croacia y quieres ver otros destinos, puedes leer nuestros artículos sobre las islas de Hvar y Vis, Dubrovnik, el Parque Nacional de Plitvice o las Islas Elafitas. También puedes consultar todos los consejos que te dejamos para viajar a Croacia con niños.

Sin comentarios aún

¿Quieres subir algún comentario?

Pin It on Pinterest

Share This

Este sitio web utiliza cookies de terceros para ofrecerte un servicio más personalizado. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar