Que hacer en Islandia - Visitar Islandia en verano - Kirkjufell

La Peninsula de Snaefellsnes, desde Kirkjufell hasta los acantilados de Arnarstapi

La península de Snaefellsnes, desde Kirkjufell hasta los acantilados de Arnarstapi

Islandia es un país lleno de maravillas naturales y la península de Snaefellsnes condensa todas ellas en una pequeña franja de terreno: paisajes espectaculares, volcanes, glaciares, campos de lava, cascadas, acantilados de basalto, cañones, playas y baños termales. Las fotografías de la iglesia negra, BárðurSnæfellsás o de Kirkjufell son algunas de las más conocidas de Islandia y que, si has leído algo de Islandia, seguro que has visto. En fin, que esta península, a dos horas en coche desde Reikiavik, es perfecta para recorrerla durante un día.

Tomando el sol en la península de Snaefellsnes. El mejor día de todos

En nuestro caso fue una de las sorpresas que nos llevamos en Islandia. Era nuestro último día allí, salió el sol y en lugar de ir a Reikiavik nos quedamos en la península de Snaefellsnes. Y, sin duda alguna, he de decir que acertamos. El hecho de que el clima fue bastante generoso ese día ayudó mucho, la verdad.

Kirkjufell y su reflejo en el mar

Kirkjufell se ha convertido en uno de los iconos de Islandia

Sigue leyendo por si nuestra experiencia te puede servir para planificar tu próxima visita a este paraíso islandés.

Berserkjahraun, el paisaje lunar de la península de Snaefellsnes

Antes de llegar a Kirkjufell, la primera parada de nuestra aventura en la península de Snaefellsnes la hicimos en Berserkjahraun (1), un campo de lava con una atmósfera casi mística.

El paisaje lunar de Berserkjahraun

A pesar de que ya habíamos visto muchos, el paisaje de los campos de lava nos seguía hipnotizando

Nosotros no hicimos ninguna ruta, sino que nos limitamos a admirarlo desde la carretera. No me preguntes por qué, pero el hecho de que no viéramos a nadie en kilómetros a la redonda, que la carretera estuviera desierta o que no se oyera un ruido le transmitía algo especial a este campo que no supimos ver en los demás.

Atravesando los fiordos

De camino hacia los fiordos

La superficie rugosa y los innumerables bloques de lava te vuelven a transportar a un mundo extraterrestre. Solo un cartel que anunciaba en Museo del Tiburón de Bjarnarhöfn te devolvía a la realidad. Unos kilómetros más adelante nos encontramos con un coche averiado asistido por una grúa y di gracias de que no nos hubiera pasado a nosotros.

La Leyenda de Berserkjahraun

El origen del nombre Berserkjahraun hay que buscarlo en una de las leyendas que se relatan en la saga islandesa Eyrbyggia. La leyenda cuenta la historia de Víga-Styr y dos berserkers, dos fornidos guerreros procedentes de Europa que trabajaban para él. Uno de ellos se enamoró de la hija de Víga-Styr y le pidió su mano en matrimonio. Víga-Styr hizo un trato con el berserker y le encargó una tarea que consideraba de imposible cumplimiento: podría tener la mano de su hija si los dos guererros podían despejar un camino a través del campo de lava, conectando la granja de Víga-Styr con la de su hermano.

Contra todo pronóstico, los berserkers lograron completar el camino con bastante rapidez. Pero, en lugar de cumplir su promesa, Víga-Styr hizo matar a los dos suecos y los enterró cerca del camino. El camino que recorre el campo de lava sigue existiendo y recibe el nombre de Berserkjagata, pero nosotros no lo pudimos encontrar.

 

Si te gustan los campos de lava no dejes de visitar el de Dimmuborgir, el más llamativo de todos con esas formas caprichosas que le han hecho tan famoso, o el de Eldhraun, el más grande de todos, en el Sur de la isla.

El fiordo de Kolgrafafjordur

Una parada para observar el fiordo de Kolgrafafjordur

Kolgrafafjordur

Desde el campo de lava continuamos hacia Kolgrafafjordur, un fiordo idílico en la que cuesta creer que se produjera la tragedia natural que sucedió aquí en 2012 y 2013.

La tragedia de Kolgrafafjordur

Y es que Kolgrafafjordur se volvió tristemente famoso por la muerte masiva de arenques que tuvo lugar en diciembre de 2012 y febrero de 2013 y que tuvo un gran impacto en el ecosistema local y en la industria pesquera de la región. En total, entre los dos sucesos, se pudo alcanzar la cifra de 52.000 toneladas de arenques muertos. Se piensa que la causa del suceso pudo ser los bajos niveles de oxigeno en el fiordo debido a la presencia de una cantidad de arenques superior a la normal (se estima que pudo llegar a 300.000 toneladas) en el fiordo durante un período de tiempo en el que el mar estuvo muy calmado.

 

Grundarfjördur

Por fin llegamos a Grundarfjördur, un pueblo con ese encanto propio de todos los pueblos costeros y al que la majestuosa montaña Kirkjufell brinda un telón de fondo impresionante.

Grundarfjördur

No pudimos disfrutar del restaurante en Grundarfjördur porque abre solo por las tardes

Apenas había restaurantes abiertos, así que nos quedamos a comer en un puesto de comida callejera (3), al lado del centro de visitantes del pueblo, en el que podías encontrar unos aseos. Todo muy práctico.

Kirkjufell

Ya desde Grundarfjördur se podía divisar Kirkjufell (4), una de las montañas más fotografiadas de Islandia y nuestro siguiente destino. Su forma tan característica se debe a la superposición de capas de diferente composición: arenisca y varios tipos de lava.

Otra panoramica de Kirkjufell

Una de las muchas perspectivas de Kirkjufell 

Nada más salir de Grundarfjördur a tu derecha te vas a encontrar con un pequeño aparcamiento (5) en el que, si la marea está alta, vas a poder ver la montaña reflejada en el mar.

Kirkjufell

Este rincón de Islandia es uno de los que más encanto tiene

Si no, puedes continuar hasta el aparcamiento (6). Recuerda que tienes que pagar por estacionar el coche. Después de 5 minutos andando llegas a la cascada de Kirkjufellsfoss (7). La cascada con la montaña detrás te ofrece otra de las fotografías más espectaculares, y también más repetidas, de Islandia. Dedícate un rato a contemplar este rincón de la naturaleza. No tengas prisa.

Snaefellsjökull

En nuestro camino hacia el sur, dejamos a nuestra izquierda las cascadas de Bjarnarfoss (8), pero no nos paramos, sino que nos dirigimos hacia el Snæfellsjökull, parando en un pequeño mirador de la carretera desde el que poder contemplar toda su majestuosidad (9).

Snaefellsjökull

El volcán Snaefellsjökull fue apareciendo de manera intermitente a lo largo de la ruta

El Snaefellsjökull es un volcán con un glaciar en su cima que ha sido un objeto de misterio y leyenda a lo largo de la historia. En la novela Viaje al centro de la Tierra, escrita por Julio Verne en 1864, el Snaefellsjökull sirve como punto de entrada al mundo subterráneo. La elección del Snaefellsjökull como punto de partida para esta aventura subterránea por parte de Julio Verne ha añadido cierta notoriedad literaria al glaciar.

La ruta nos dio la oportunidad de tener otras muchas panorámicas igual de buenas del volcán y del glaciar, pero no llegamos a subir.

Camino de la garganta de Raudfeldsgjá

Camino al cañón de Raudfeldsgjá

El cañón de Raudfeldsgjá

Donde sí paramos fue en el cañón de Raudfeldsgjá (10), una enorme grieta vertical esculpida en las paredes rocosas. El camino desde el aparcamiento te puede llevar una media hora. Es una subida suave en la que tendrás que cruzar el arroyo y llegar hacia el interior del cañón a través de las rocas.

En el interior de la garganta de Raudfeldsgjá

En el interior del cañón

Es algo resbaladizo, pero el interior es muy pintoresco. La cueva es muy pequeña, pero impresiona mirar hacia arriba para ver los efectos de la erosión causada por el agua.

La escultura de Bardur Snaefellsas

La escultura de Bardur Snaefellsas nos daba la bienvenida en la siguiente parada, Aranrstapi

La Leyenda de Raudfeldsgjá

La Leyenda habla de Bárdu Snæfellsás y de su hermano Porkell y de cómo los hijos de éste Raudfeldur y Sölvi solían jugar con las hijas de aquel. Jugando un día los niños, Raudfeldur empujó a la hija mayor de aquel, Helga a un iceberg. Desafortunadamente los fuertes vientos empujaron el iceberg a mar abierto y acabó navegando a la deriva hacia Groenlandia. Cuando Bárdu rSnæfellsás se enteró de la desaparición, estalló en cólera y agarró a los dos hermanos, uno de once años y el otro de doce. En su ira, arrojó a Rauðfeldur a este desfiladero y al otro hermano Sölvial acantilado. Por esa razón el desfiladero se llama Raudfeldsgjá y el vecino acantilado, Sölvahamar, en Arnarstapi.

La niña finalmente resultó ilesa y Bárdur perdió la cabeza. Se dice que tras este incidente caminó hasta el glaciar donde construyó una cueva de hielo en la que aún sigue viviendo.

 

Los acantilados de Arnarstapi

Precisamente Arnarstapi era nuestro siguiente destino para poder dar un paseo por sus conocidos acantilados. Despues de dejar el coche en el aparcamiento (12), nos acercamos a ver la escultura de Bardur Snaefellsas (13), del que ya te hemos hablado. No es especialmente bonita, pero sí que refleja la dureza del carácter islandés forjado a través de muchos años de lucha contra los elementos. Es una de las fotografías más reproducidas de Islandia

Arnarstapi - Arco de piedra

Uno de los rincones más fotografiados de los acantilados de Arnarstapi

Pero si por algo es conocidos Arnarstapi es por sus impresionantes acantilados y formaciones rocosas únicas. Si sigues el sendero a lo largo de la costa, además de las vistas panorámicas del océano, podrás llegar a alguno de ellos: el arco de piedra (14) y, para los más aventureros, el puente de piedra (15), sobre el que podrás caminar. Hacia el otro lado puedes llegar a un mirador (16) desde el que observar las columnas basálticas que forman estos acantilados.

Acantilados de Arnarstapi

Estos acantilados son uno de los mejores sitios para ver las formaciones basálticas de la isla

Búdakirkja, la iglesia negra de Islandia

Desde Arnarstapi llegamos a Búdakirkja (17), una iglesia luterana del siglo XIX, pintada de negro que, se ha convertido en otro de los iconos de Islandia tal vez por su color tal vez por su ubicación o tal vez por la combinación de ambas.

La entrada a Búdakirkja

La entrada a la iglesia

La historia

La iglesia que ahora ves no es la original, que data de 1703. Cuando, en 1816, la primera iglesia fue demolida y la parroquia de Budir disuelta, una mujer, Steinunn Sveinsdöttir luchó para conseguir que se construyera de nuevo y no lo consiguió hasta 1848.

La iglesia negra de Búdakirkja

La iglesia negra, en medio de ninguna parte, tiene un puntito escalofriante

Por esa razón Steinunn Sveinsdöttir está enterrada en el cementerio adyacente. La iglesia fue restaurada y consagrada nuevamente al culto en 1987.

 

Ytri Tunga

Pero el plato fuerte de la ruta era el encuentro con las focas en Ytri Tunga, una playa ubicada al Sur de la isla. La playa no tiene nada que envidiar a las playas de Cádiz en España, pero es conocida no tanto por su arena sino por la facilidad para ver las dos especies de focas que allí habitan: la foca gris y, algo más pequeñas, la foca común. La magia de ver estos animales en libertad hace que te pases las horas muertas contemplándolos.

Observando focas en Ytri Tunga

Uno de los mejores ratos en Islandia, descansando al sol

Después de dejar el coche en el aparcamiento (18), caminamos cinco minutos a la zona de rocas que separa las dos playas (19), en la que nos encontramos con dos grupos de focas tomando el sol a un lado y a otro de las rocas. Recuerda respetar la distancia de seguridad de 50 metros y, si hay crías, de 100 metros.

Encuentro con las focas en Ytri Tunga

En las advertencias ponen mucho énfasis en mantener las distancias de seguridad

Landbrotalaug

Después de explorar la asombrosa e inesperada diversidad de la península, tocaba relajarse en las aguas termales naturales de Landbrotalaug. Eran las primeras aguas naturales que visitamos, pero quizás la experiencia en Reykjadalur o en Landmannalaugar hubieran sido mejores opciones.

La playa de Ytri Tunga

La vuelta al aparcamiento nos dejó una panorámica magnífica de la playa, más propia de Cádiz que de Islandia

El acceso no está muy bien señalizado y, como al llegar no había nadie, no pudimos guiarnos por las idas y venidas del resto de turistas. Una vez salgas de la carretera (20), desde el camino de grava tendrás que tomar un desvío que hay a la izquierda y que te llevará a un aparcamiento de tierra. Si eliges la salida que hay a la izquierda del aparcamiento (21), tomarás el sendero más corto para llegar a las piscinas. Hay un momento del sendero en que tendrás que atravesar un par de charcos de barro a través de piedras.

Las termas naturales de Landbrotalaug

No esperes grandes lujos en Landbrotalaug. Si eres muy escrupuloso, ni lo intentes

Con el buen tiempo que hacía las probamos. Bueno, las probé. Como experiencia no está mal, pero no parecía que fuera la cosa más higiénica del mundo. Son dos piscinas pequeñas y circulares, una con el fondo de piedra y la otra con el fondo de lodo, en las que el agua se renueva de manera natural. Menos mal que cuando llegamos no había nadie, porque poco a poco la zona se fue llenando y, después de estar un rato solo en la piscina, dejé paso a los que iban llegando.

Al final, nuestro viaje improvisado a la península de Snaefellsnes se acabó convirtiendo en una experiencia inolvidable que nos conectó con la esencia misma de Islandia y que recordaremos para siempre. La mejor manera de despedirnos de Islandia.

Con esto terminó nuestra ruta por Islandia y no nos pudimos llevar mejor sabor de boca. Si vas a hacer un viaje por libre con tu vehículo, puedes ver nuestros consejos para viajar a Islandia. Y si vas a pasar más días en Islandia , puedes consultar nuestros artículos sobre la Península de Reykjanes, el Círculo Dorado, el Sur de Islandia, los Fiordos del Este o el Círculo de Diamante.

 
Sin comentarios aún

¿Quieres subir algún comentario?

Este sitio web utiliza cookies de terceros para ofrecerte un servicio más personalizado. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar